Las autoridades de Estados Unidos practicarán pruebas de ADN a todos los inmigrantes que crucen su frontera desde México y que estén bajo su custodia, cuando entre en vigor una regulación próximamente, informó este miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), aunque no ofreció más detalles.

“Estamos buscando expandir la recolección de ADN a todos o casi todos los inmigrantes detenidos en Estados Unidos o que cruzan la frontera ilegalmente”, dijo un alto funcionario de ese departamento en una llamada telefónica con periodistas.

De acuerdo al DHS, esta acción mejorará la capacidad de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés) y del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés) de identificar a los migrantes detenidos.

La regla, que está bajo revisión del Departamento de Justicia, permitiría al Gobierno adquirir información, que se almacenaría en la base de datos criminales del FBI, de personas que no han sido acusadas de ningún delito que no sea cruzar ilegalmente la frontera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here